sábado, 5 de noviembre de 2016

Entrenamiento de combate

Ser mamá azul (o de otro color) requiere de mucho entrenamiento. Entrenamiento de:
  • Soldado
  • Karateka
  • Ninja
  • Jedi
Si sumamos todo eso, creo que lo más parecido que hay es Batman. O Sarah Connor. Estas son algunas de las habilidades que desarrollamos las madres azules (y de otro colores):



  • Somos expertas en combate cuerpo a cuerpo.Es indispensable para vestir al peque, cambiarle los pañales, bañarlo, lavarle los dientes o cortarle las uñas (cortar las uñas a un niño con TEA es toda una odisea).
  • Somos expertas en química. Pregunten a las mamás que deben lidiar con alergias alimentarias, son una combinación de Dr. House con Walter White.
  • Somos maestras del disfraz y camuflage. Cuando tratás de combinar la ropa que te queda limpia, con algo que no esté roto o descosido, o con algo que no le faltan botones, y que además te entre (no voy a entrar en detalles de las luchas con los talles de los pantalones).
  • Tenemos disciplina militar. El horario de las siesta es una hora de reloj, si o si. Si se pasa aunque sea 10 o 15 minutos, sé que lo voy a lamentar cuando sean las dos de la mañana, y la peque aún esté despierta como si se hubiese tomado una docena de Red Bull.
  • Sabemos responder ante situaciones de peligro y estrés, y estamos evaluando imprevistos continuamente. Si alguien pudiera ver con mis ojos notaría que he desarrollado una mira similar a la de Terminator. Mi hija no tiene noción del peligro, por eso yo tengo desarrollado un radar hipersensible.

  • Tenemos muy desarrollada la capacidad para superar circunstancias traumáticas (resiliencia).
  • Estamos naturalmente entrenadas para entender gestos, señales, miradas, monosílabos. Aprender un código nuevo sería un juego para nosotras. 
  • Tenemos los sentidos mucho más desarrollados.
  • Sabemos mejor que nadie donde conseguir suministros. Comida, bebida, medicamentos. Lo que haga falta, una madre azul lo consigue.
  • Desarrollamos un GPS para encontrar y recordar donde hay baños que se puedan usar. Mc Donalds sí. Burguer sí. Starbucks sí. Estaciones de servicio NO (sólo en caso de extrema urgencia, suelen estar MUY sucios).
Creo que si hubiera un apocalipsis zombie, las madres azules (y de otros colores) seríamos las mejor preparadas. Y si no hubiera ningún apocalipsis, sabemos que todo ese entrenamiento sirve para darle una mejor calidad de vida a nuestros hijos. 

0 comentarios:

Publicar un comentario