lunes, 26 de septiembre de 2016

De que trabajás?

La semana pasada me preguntaron en el jardín de Laura si estaba estudiando (estaba con mi bullet journal). Le respondí que trabajaba en mis ratos libres.

- Ah, ¿De que trabajás?

Me paralicé unos segundos y tuve que pensar la respuesta. 

- Trabajo desde mi casa. Hago cosas tejidas. 
- ¿Saquitos?
- No. Gorros, bufandas y muñecos.

Sentí que estaba mintiendo. ¡Y encima hace mucho tiempo que no tejo! No me animé a contestarle que estaba escribiendo un post para el blog. No sé porque no suena bien, no suena a "trabajo".   

Creo que la mayoría de la gente debe pensar que si no ganás plata haciendo algo, esa actividad es un hobby y no califica como trabajo. Pero por otro lado, yo me ocupo de las tareas de mi casa, no gano plata por eso, y estoy segura que no califica como hobby, porque no lo hago por placer.

La solución es tener claros los objetivos que nos impulsan a hacer algo, sin importar si lo que hacemos nos reditúa económicamente o no. 

Yo no tenía muy claros mis objetivos hasta hace poco. La semana pasada les conté mis nuevos objetivos en este post. Ahora sé que tener claro lo que queremos hacer, y poder expresarlo con confianza, no es sólo útil para buscar inversores en lo que dura un viaje en ascensor. 

Y vos, tenés claros tus objetivos? 
Me gustaría que me los cuentes. 

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Cambio de rumbo

Hace una semana cambie mi tagline de Tejo tortas y cocino amigurumis a Crónicas de una mamá azul. No fue sólo un cambio de tagline. Fue mucho más que eso. 

Hace unos meses me sentía a la deriva. Tenía muchas dudas y no sabía que rumbo tomar con mi emprendimiento y mi blog. Las piezas que yo quería encajar a la fuerza se resistían y no cedían. El problema es que eran piezas de distintos rompecabezas, solo que yo no me daba cuenta.

Paula Lesina, la maestra Jedi del grupo Escribe y vende, me sugirió que lo mío pasaba por otro lado. En ese momento no lo entendí, pero ahora lo entiendo. Un buen maestro te ayuda a encontrar tu propio camino, pero no te pide que lo recorras hasta que estés listo para hacerlo. 

cambio-rumbo

Significa que voy a dejar de tejer? No. Tengo planeado volver a hacerlo.

Significa que voy a dejar de cocinar? No. Me encanta la pastelería, pero es algo que nunca encajó en mi proyecto. 

Significa que voy a hablar sólo de autismo? No, porque mi vida no se reduce a una sola faceta. 

Y de que va a tratar Pizza Caramelo? 

Voy a compartir mis experiencias y aprendizajes como mamá azul y como emprendedora. Azul es el color con el que se identifica al autismo, aunque luego se empezaron a usar más colores para representar el espectro.

Voy a brindar las herramientas que dispongo, y las que vaya adquiriendo para ayudar a familias con mamás desbordadas y chicos con problemas de aprendizaje. 

Le quiero dar las gracias a Paula Lesina por ayudarme a encontrar el camino. Ahora estoy lista para transitarlo. 

jueves, 15 de septiembre de 2016

8 Razones para amar el Bullet Journal

No debe ser secreto para nadie que soy una obsesiva de las listas: de tareas pendientes, de la compra, de libros por leer, de películas por ver. Este año se volvió tan caótico que en algún momento llegué a salir con dos libretas en la cartera: una para listas de tareas pendientes y apuntes varios, y la otra para escribir notas para el blog. Era bastante incómodo e ineficiente. La solución fue el bullet journal. 

Conocí este sistema gracias a Nora Martinez Thomas. El Bullet Journal es una agenda-bitácora 100% personalizada, donde cada evento importante o tarea pendiente tiene su lugar. Permite tener un registro sencillo de tareas, eventos, compromisos, ya sean diarios, semanales, mensuales o anuales. Se adapta por completo a las necesidades de cada persona que la utiliza. 

VENTAJAS

  • El espacio justo. Lo que no me gusta de las agendas tradicionales es que o no me alcanza el espacio o me sobra. En el Bullet Journal el espacio que se le dedica a cada sección es personalizado. Yo uso una página por semana. 
  • Calendario mensual grande. Es ideal para anotar citas mensuales. Generalmente en las agendas tradicionales es pequeño y no permite hacer anotaciones. 
  • Adaptable. Puedo tener una página para planificar la semana y otra en blanco para escribir el próximo post del blog, o lo que necesite.
  • Modificable. Si no me convence el sistema de registro lo puedo cambiar en las próximas páginas en blanco. Yo probé varias formas de registro hasta que encontré una con la que me sentía cómoda. La que uso actualmente es similar a esta:
razones-amar-bullet-journal


  • Visual. Se pueden usar colores, resaltadores o dibujos para destacar secciones.  
  • Todo tipo de registro. Se puede registrar cualquier cosa. He visto en Pinterest listas de capítulos de series. 
  • Evaluación de objetivos. Permite hacer una evaluación diaria, semanal, mensual o anual de objetivos al finalizar cada período. Yo prefiero hacer una evaluación mensual.
  • Permite separar las tareas puntuales de las actividades que requieren periodicidad.
Lo único que no utilizo de este sistema son los bullets. Son los símbolos que se utilizan para clasificar cada registro. Tampoco uso índice o números de páginas porque me gusta ir haciéndolo a medida que lo voy necesitando. 

razones-amar-bullet-journal

Llevo usando el Bullet Journal desde hace casi dos meses y me encanta. Desde que adopté este método no salgo de casa sin mi agenda y mi cartuchera, porque me permite tener todo organizado y trabajar en cualquier lugar. 

Para comenzar uno se puede seguir la guía de la página http://bulletjournal.com/ (está en inglés, pero es muy sencillo de entender) o se pueden buscar ejemplos en Pinterest, hay una gran variedad de formatos para probar hasta encontrar el que mejor se adapta a nuestras necesidades. Otra opción es ingresar en el grupo de Facebook Efecto Bullet Journal en español. Ojalá les sea tan útil como lo es para mí. 

viernes, 9 de septiembre de 2016

Desaznando neurotípicos. Parte 1

El primero de septiembre salió una nota en Clarín sobre el saxofonista de Callejeros. El pide que le concedan el beneficio de prisión domiciliaria para poder cuidar a su hijo con autismo. Más allá de si corresponde o no que se la otorguen, me quedé indignada con este comentario:

desaznando-neurotipicos










Tiene tantas burradas juntas que parece escrito por Laura Gutman. (Para más datos consultar este post). Creo que es una buena oportunidad para corregir algunas creencias equivocadas que tiene una gran parte de la sociedad sobre el autismo. Voy a explicar punto por punto los errores de este comentario:

  • El autismo es momentáneamente intratable. FALSO. Actualmente existen una gran variedad de abordajes terapéuticos que permiten a la persona con autismo y a su familia mejorar su calidad de vida. 
  • No tiene avances ni retrocesosFALSO. El avance depende de cada persona y de como responda a las terapias. Si bien los avances la mayor parte del tiempo son lentos, eso no los hace menos importantes. Lamentablemente, a veces también hay retrocesos, pero con paciencia, con el trabajo del equipo terapéutico y del paciente, se puede volver a avanzar.
  • Sus causas se desconocen. FALSO. El autismo tiene un origen multifactorial, esto significa que intervienen varios factores, como mutaciones en los genes, agentes bioquímicos, causas neurobiológicas, entre otros.
  • El desarrollo y la evolución dependen de cada paciente. Es lo único verdadero, el resto son disparates sin fundamento. De todas maneras la evolución es acorde a las capacidades y al potencial de cada persona. 
  • Jamás podría extrañarlo (se refiere al padre). FALSO. A Lau no le gusta despedirse de la gente que quiere, eso la angustia mucho porque no sabe cuando van a volver, o si van a volver. 
  • Los autistas no están en contacto emocional con nadie. FALSO. Una persona con autismo sí puede tener lazos emocionales con su familia y con las personas de su entorno. Lo que les cuesta es relacionarse con desconocidos o con gente que no ven con frecuencia.
  • La mayoría no mira a los ojos a los demás. A MEDIAS.  Si bien les cuesta mucho mirar a los ojos, lo pueden hacer por momentos breves. 
  • No se deja tocar. FALSO. Algunos chicos con TEA tienen hipersensibilidad al tacto. Esto significa que es muy probable que si los tocan sientan molestias o dolor, pero no todos sienten rechazo por el contacto con otras personas.  
  • Ni hablan, y los que logran hablar, solo repiten frases que escuchan sin sentido para ellos. FALSO. No repiten como loros, intentan comunicarse a pesar de sus limitaciones. La ecolalia es un trastorno del lenguaje que el terapeuta utiliza para ayudar a la persona a aprender a construir el lenguaje y poder comunicarse.
Algo me dice que esto va a llevar mucho tiempo. Si fuera Homero Simpson me iría preparando una jarra de café. Les dejo una frase de Groucho Marx que me acordé cuando leí el comentario de esta persona.
desaznando-neurotipicos
Quiero agradecer la asesoría de Analía Infante, la autora de Maternidad Atípica para algunas respuestas de este post.