martes, 4 de octubre de 2016

Objetivos específicos para mujeres desbordadas

Cuando empezó Septiembre pensé que me gustaría retomar la idea de un libro que me encanta (Cinco deseos, de Gay Hendricks) y escribí mi lista de deseos y que acciones tomar para conseguirlos.


objetivos-especificos-mujeres-desbordadas

A fin de mes tuve que reconocer que no me había funcionado, y traté de entender donde estaba el error para poder corregirlo el próximo mes. Quizás querer lograr cinco deseos juntos es demasiado y sería más sencillo si fueran menos, así que pensé que lo mejor sería concentrarme en tres.

Como si nos hubiésemos puesto de acuerdo, María Paula Kumert de Soy Pau, puso a su vez el reto Lo que tu corazón desea y yo le compartí mi nuevo plan: ya que lo recorté a tres, voy a probar con tres acciones diarias para cumplirlos. Leí varios libros de coaching que dicen que lo ideal es hacer cinco acciones diarias, pero tres suena menos intimidante. Sobre todo para alguien que tiene la agenda sobrecargada (y creo que todos la tenemos).

Pero luego me di cuenta que tres deseos por tres acciones diarias, dan como resultado nueve acciones diarias para sumar a una ya sobrecargada agenda, y así no funciona. Es como empezar el gimnasio y el primer día querer levantar las pesas más grandes. Lo podés hacer una vez, y al día siguiente no vas a poder ni levantarte de la cama.

Ahora creo que el truco consiste el elegir un objetivo y dos acciones diarias, e implementarlas hasta que nos adaptemos a ellas y ya formen parte de nuestra rutina. Tenemos que ir al gimnasio, comenzar con las pesas pequeñas y cuando nos acostumbremos a ellas, cambiarlas por otras más grandes.

En Septiembre me puse tres objetivos y sólo conseguí uno (actualizar el blog una vez a la semana). Pero ahora que ya no me resulta difícil, puedo enfocarme en otro objetivo. Eso significa que ya puedo pasar a una pesa un poco más grande.

Y vos, ¿ya elegiste tu objetivo?
¿Que pesa vas a levantar hoy?


objetivos-especificos-mujeres-desbordadas

Me encanta este cartel, pero me parece que debería decir "Recuerda cómo empezaste"

6 comentarios:

  1. ¡Bravo! Lo mejor de esta historia es que no te rendiste, sino que buscaste cómo adaptarte para que funcionara.
    Totalmente de acuerdo en el método de hacer de las acciones rutinas y construir sobre los hábitos ya adquiridos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Paula, espero a fin de mes poder sumar el objetivo cumplido del mes septiembre y haber cumplido el de octubre.

      Eliminar
  2. Bravo Romina! Me encanto tu post, y si bien es cierto que a veces nos ponemos metas que no vamos a poder alcanzar, lo mejor es hacerlas de a poco como dices.
    Yo por ahora también he elegido tres objetivos a la semana para ir poniendo un poco de orden en mi cabeza e ideas. Para ir cumpliendolas también, porque me paso lo mismo en septiembre no cumpli ninguna. Excelente post. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia! Si ves que resultan demasiados tres objetivos a semana, reducí a dos o a uno. No siempre podemos con todo, y es mejor tener uno bien que ninguno. Pero si podés con todos, andá por todos!

      Eliminar
  3. Hola Romina, Mira que lindo y útil blog tienes, muy buen post sobre como conseguir realizar una meta, cierto es que siempre nos ponemos metas muy grandes y por este motivo es difícil lograrlas.
    Me gusta la idea de reducir el numero de metas u objetivos a lograr y poner los pasas a seguir.
    Una vez que logramos una meta, es la mejor manera de demostrarnos a nosotros mismos que si podemos, entonces es hora de ponernos otra meta a lograr.
    Cuando se hace ya un hábito, es más fácil.
    Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alejandra! Lo comparto porque a mi me resultó útil, espero que a vos también te sirva. Suerte!

      Eliminar