lunes, 10 de abril de 2017

El faro de las orcas

El sábado 8 de abril fuimos a ver el preestreno en Argentina de la película El faro de las orcas, que se realizó en la Fundación Fleni, en el marco de las actividades del mes de concientización sobre el autismo. Hay cuatro cosas que hicieron que me enamore de esta película:






1. La locación
Siempre creí que la Patagonia era un lugar mágico. Un lugar que fue habitado por majestuosos dinosaurios, fue explorado por grandes aventureros, fue colonizado por valientes galeses que dejaron todo lo que conocían atrás para encontrar un nuevo hogar al otro lado del mundo, tiene que ser un lugar donde habita la magia. Y eso es apenas una minúscula parte de la inmensa riqueza que la Patagonia tiene para compartir. 

2. Los personajes
Es imposible no amarlos. Lola, Beto, Tristán, Rigel y Chaka, se meten en tu corazón sin pedir permiso y de ahí no van a salir. Me encanta como van construyendo sus relaciones, a veces con palabras, a veces con silencios, en ocasiones con música y respetando rituales, como el Principito cuando domesticó al zorro. 

3. La historia  
Pueden filmar en el lugar más bello del mundo, los personajes puede ser adorables, pero si la historia no atrapa al espectador, la película no va a funcionar. Y esta historia es tan especial que no la vas a olvidar nunca. A mí como mamá azul me sensibiliza de una manera especial. 

4. La historia detrás de la historia
Muy pocas veces uno tiene el privilegio de disfrutar una obra artística, y luego poder compartir su experiencia con los realizadores. Y eso es lo que pudimos hacer al finalizar la proyección de la película, porque se presentaron Luis Puenzo (coproductor), Roberto Bubas (guardafauna, autor del libro que inspiró la película) y Joaquín Furriel (actor que personifica a Beto Bubas). Los tres contestaron preguntas y nos contaron cómo la historia tuvo que madurar varios años hasta llegar a su realización definitiva. 

Me hubiera quedado horas escuchándolos, los tres tienen un don para contar historias. Pero afuera llovía torrencialmente, y Laura estaba con los abuelos desde hace varias horas. Me alegra haber podido estar en el preestreno para vivirla y disfrutarla, y me alegra más aún haber podido saludar a Roberto Bubas antes de irnos y darle las gracias, porque siento que esta película es un regalo que me tocó el corazón. 

Actualización: En esta nota de Clarín Roberto Bubas cuenta alguna de las historias que hay detrás de El Faro de las orcas que nos contó el sábado. 


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Angélica, si tenés la oportunidad mirala porque es muy hermosa! Roberto Bubas lleva años investigando y relacionándose con las orcas, esa parte de la película es real.

      Eliminar