sábado, 8 de julio de 2017

Objetivos: de lo grande a lo pequeño

Desde hace varios años soy una asidua lectora de todo lo relacionado a alcanzar objetivos, ya sean personales o profesionales. No pude dejar de notar que muchos expertos en coaching, conferencistas internacionales, oradores profesionales recomiendan constantemente poner nuestros objetivos por escrito. Estos son sólo un par de ejemplos:

Uno de los mejores modos de hacer que tus metas sean claras y específicas es escribirlas con todo detalle, como si estuvieras escribiendo especificaciones de un trabajo. 
Jack Canfield, Los principios del Éxito

Quizás ya habías escuchado esto alguna vez: las personas altamente efectivas ponen sus metas por escrito. (...) Si bien las personas que toman nota de sus objetivos tienen más posibilidades de alcanzarlos que quienes no lo hacen, la investigación demostró que quienes lo ponen por escrito y los releen una vez por semana aumentan sus resultados en un 200% más que quienes sólo los escriben y luego los ponen en un cajón y no vuelven a leerlos.
Verónica de Andrés y Florencia Andrés, Desafiando Imposibles

El problema es que lo hice durante años y no me funcionó. También los releí y revise varias veces por semana, pero eso tampoco me funcionó. Pero hace poco empecé a practicar algo que parece obvio de tan sencillo, pero quizás no lo es: Dividir el objetivo grande en tareas pequeñas, lo más pequeñas posible. Ahí está la clave.

En Junio hice cuatro columnas en una hoja en mi cuaderno con cuatro objetivos "grandes", y en cada una hice una lista de las tareas pequeñas que me iban a acercar a cumplir cada objetivo. Uno de mis objetivos es escribir un ebook. 

Estos son los avances que hice en un mes:
  • Conseguí la ilustradora para la portada (¡justo la artista que me gusta decidió hacer comisiones a pedido!)
  • Empecé a pasar el manuscrito a la PC
  • Me compré un teclado bluetooth para la tablet, asi puedo escribir mientras Lau está en terapia (y eso me costó, no encontraba un teclado que sea compatible con mi tablet)
Y esos son los avances que hice en sólo uno de mis objetivos. Con esto pude comprobar que no alcanza sólo con escribirlos y releerlos con frecuencia, si los dividimos en partes más pequeñas son mas sencillos de realizar. Hagan la prueba y después cuentenme como les fue. 

0 comentarios:

Publicar un comentario