sábado, 10 de marzo de 2018

El organizador definitivo

El inicio de clases siempre es un caos: comprar útiles, ir a la reunión de padres, tratar de levantar a los chicos que ya se acostumbraron a desvelarse en las vacaciones y no están dispuestos a volver a levantarse temprano. 

A todo eso hay que agregar los desafíos extras que tenemos las madres azules: tenemos que juntar una pila de papeles para solicitar / tramitar / autorizar la acompañante terapéutica / APND / maestra integradora. Y esa pila de papeles hay que pasearlos primero por el centro donde trabaja la acompañante, después por la obra social para que nos la autoricen, y finalmente hay que entregarlos en la escuela, donde nos piden que esa montaña de papeles sea POR TRIPLICADO (No exagero, así me la pidieron este año).

Por otro lado, el inicio de clases en ocasiones coincide con el inicio de las terapias (si no empezaron en febrero), y eso nos hace correr de casa a la escuela, de la escuela a casa, de casa al centro terapéutico, del centro terapéutico a casa, de casa a la obra social, de la obra social al banco, del banco a Ansés... Recién estamos en marzo y yo ya ya sentía que todo estaba fuera de control. 

En algún momento dije BASTA, es hora de volver a organizarme.

Primero, compré un cuaderno nuevo (aún eligiendo uno tapa dura de 120 hojas son mucho más baratos que las agendas) y resaltadores (Cada vez que encuentro a alguien que vende resaltadores en el subte se los compro, nos beneficia a ambos).

Segundo, hice un calendario mensual de una sola hoja para anotar TODO. Eso incluye:

  • Cumpleaños
  • Turnos médicos
  • Fechas de vencimiento de servicios
  • Trámites en general

Tercero, en la misma hoja del otro lado hice una lista de objetivos grandes (desglosados en tareas pequeñas, a cada uno le asigné un color diferente), hábitos que deseo incorporar y tareas fijas para el mes. 

Hábitos que deseo incorporar
  • Tomar más agua
  • Volver a hacer ejercicio
  • Volver a leer
Tareas fijas del mes
  • Turnos medicación (2 veces al mes)
  • Ir a buscar medicación a la farmacia Went (1 vez al mes)
  • Encontrarme con Astrid (con una amiga decidimos agendar una salida o dos al mes)
Hasta me anoté que libro voy a leer cada mes para retomar el hábito. En marzo voy a leer Mujeres Agotadas, de Pilar Benítez (lo compré en octubre del año pasado y cada vez que lo agarro leo los tres primeros capítulos y lo dejo).

Con esto ya estamos un poco mejor preparadas para afrontar las tareas del resto del año. Espero que les sea útil como a mí. 

2 comentarios: