sábado, 11 de marzo de 2017

Soy princesa siendo yo

Hace una semana vimos Moana. Laura la adoró! Es la primer película que ve completa, bailó todas las canciones, y cuando terminó quiso verla de nuevo. Me pareció una excelente película, con una protagonista fuerte y valiente, y además, pasa el test de Bechdel (Todos la adoramos. Hace una semana que los tres estamos cantando las canciones de la peli).



Me parece una buena oportunidad para hablar del movimiento anti princesas. Hace unos años circula por internet una campaña en contra de las princesas de Disney. Hay gente que sostiene que son estereotipos dañinos para las nenas. Creo que esa forma de pensar es un tanto exagerada. Si bien es cierto que las princesas clásicas tenían una actitud bastante pasiva y necesitaban que alguien las rescate, las princesas de Disney fueron evolucionando de la misma forma que el rol de la mujer lo fue haciendo en la sociedad.


Me encanta como el rol protagónico de la mujer fue cambiando con los años, de "Soy sumisa, callada y obediente, necesito que alguien me rescate" a "Soy rebelde, luchadora y con don de liderazgo. Yo los voy a rescatar". 
Hay un slogan en Disney Channel (podría decir que lo miro por mi hija, pero si estuviera sola también miraría ese canal) que me encanta, y es Soy princesa siendo yo


Me encanta que conociendo la influencia que tienen sus películas en las nenas, los guiones estén cada vez más orientados a enseñarles que una mujer pueden ser y hacer todo lo que ella desee. Me encanta que mi hija aprenda eso desde chiquita. 


0 comentarios:

Publicar un comentario