sábado, 6 de agosto de 2016

Inhala. Exhala

Hoy estuve varias horas sentada frente a la PC. Escribí. Borré. Corregí. Leí. Me pareció horrible. Volví a empezar. Repetí esas acciones hasta que me cansé. Tuve que admitir que estaba completamente bloqueada. Cuando estoy inspirada escribir es algo que fluye solo y casi no me cuesta. Incluso lo disfruto. Pero hoy me hizo sufrir como si hubiese usado para escribir la pluma que se alimenta con sangre en vez de tinta de Harry Potter y la Orden del Fénix. 

Estaba atrapada en un circulo vicioso, estaba nerviosa, estaba bloqueada, no sabía que hacer, y no podía salir de ahí. Hasta sentí que me costaba respirar! Me di cuenta que de alguna manera tenía que parar. Me puse a buscar esta fotografía (me encanta) y es curioso que tenga justo estas palabras. 

inhala-exhala

Busqué la página de la artista. Me encanta su arte, pero hace tiempo que le había perdido el rastro. En su página de facebook el 3 de agosto puso lo siguente: ¿Cuándo fue la última vez que no hizo nada más que estar quieta y respirar? La verdad no lo recuerdo. Así que eso hice. Inhalé. Exhalé. Varias veces. Y sentí que ahora sí iba a poder escribir. A veces sólo es necesario parar, inhalar y exhalar.

4 comentarios:

  1. Asi es Romina, hay momentos que debemos estar quietos! Disfrutar de ese momento, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia! Te mando otro abrazo.

      Eliminar
  2. Comparto al 100%! Y después de inhalar y exhalar, me hago un té verde jejeje después hago de cuenta que mi lectora está adelante mío, y empiezo a escribir como si le estuviera hablando. Pero antes, necesito esa paz de parar un momento.

    Beso grande!!

    ResponderEliminar