sábado, 28 de abril de 2018

Elegimos ser felices

Todos los años en el mes de Abril se realizan actividades por el día mundial de la concientización sobre el autismo. El año pasado asistimos con Pablo al preestreno de El faro de las orcas en el centro Fleni. Este año el miércoles 25 de Abril fui al estreno del documental Único en el Museo de arte moderno.

Cuando se llenó el auditorio todos hablaban entre sí. Todos parecían conocerse. Sentí que yo era la única que no conocía a nadie. Encima cuando llegué al museo tuve que entrar con las chicas que tenían puestas las remeras de Brincar porque el encargado de seguridad no me quería dejar pasar. Me pregunté si así es tener autismo, sentirse como un extraño en un mundo donde todos se comunican y se conocen.

Empezó el documental y me vi sumergida de inmediato en un mundo que yo ya conocía bien: los pictogramas, los juguetes alineados, la descripción de las estereotipias. Al finalizar ya no me sentí igual que antes. Ya no sentí que estaba rodeada de de desconocidos, sino de una familia, mi familia azul. Porque reí con ellos, lloré con ellos, me sentí completamente identificada con ellos, con cada palabra, con cada sentimiento. 

Me hubiera gustado quedarme y darles un abrazo a Dante, a Valeria, a Lisa, a Alejandro, pero todo el auditorio quería hacer lo mismo, en ese momento eran las estrellas, todo el mundo quería saludarlos y hablar con ellos, así que volví a casa y le mandé un mensaje a Carina Morillo para agradecerle la invitación. Me quedo con las palabras de Valeria que más impacto me causaron: elegimos ser felices. Todos podemos hacer esa elección en la vida. No digo que sea fácil, pero vale la pena hacer el esfuerzo. Seamos felices.

0 comentarios:

Publicar un comentario