lunes, 2 de abril de 2018

Todos formamos parte

El sábado fuimos al McDonald´s que está frente a la plaza República de Paraguay. Es la primera vez que vamos y encontramos el área de juegos vacía. Pasó algo muy curioso, Laura siempre se desespera por jugar ahí, pero esta vez no tenía ganas. Le insistí que se tirara por el tobogán, y me di cuenta que se metió más por darme el gusto que por deseo propio. Solo empezó a jugar con ganas y entusiasmo cuando llegó otro nene y se metió en el juego con ella. Me quedé muy sorprendida. Quizás aún no sepa cómo relacionarse con chicos de su edad, pero eso no significa que no disfrute su compañía. 

Un prejuicio muy difundido entre los neurotípicos que no conocen sobre TEA es que una persona con autismo "vive en su mundo" porque quiere estar sola. No es así. Ni viven en su mundo, ni quiere estar solos. Las personas con TEA quieren formar parte del mundo como todos los demás. Somos los neurotípicos los que nos tenemos que acercar a ellos e incluirlos. Un mundo con inclusión es más hermoso y mejor para todos. 


0 comentarios:

Publicar un comentario