miércoles, 2 de mayo de 2018

Acabemos con el bullying

El acoso escolar es un tema muy serio. Hay dos clases de chicos que sufren de acoso en la escuela: los que no se animan a contarlo por miedo o vergüenza, y los que no pueden contarlo. Muchos chicos con TEA no tiene lenguaje verbal, o si lo tienen, no está aún lo suficientemente desarrollado para comunicarnos los que les pasa. Para ayudarlos es necesario actuar de inmediato. 


Primer paso: Educar para prevenir

Tanto los docentes como los alumnos deberían recibir capacitación y orientación para prevenir el acoso y la violencia en la escuela. Si es un tema que nos preocupa como padres podemos consultar a la docente si tiene incluido este tema en la currícula escolar para tratarlo con los alumnos. Lamentablemente muchos padres inculcan la intolerancia en el hogar, y eso significa que sus hijos al crecer van a ser agresivos y violentos con todo el que consideren "diferente". Los educadores no deberían pasar por alto ni deberían tolerar ningún tipo de conducta violenta, ni en el aula ni fuera de ella. 

Segundo Paso: Hablar para solucionar

Si hay un caso puntual (o varios) de acoso o violencia escolar, es importante hablar de inmediato con la docente. Lo ideal sería que se hable con los alumnos y con los padres de todos los alumnos involucrados. Si la maestra no brinda una solución, hay que tratar el problema con la directora de la escuela. Si aún así no se ofrece una solución satisfactoria para la familia afectada, los padres tienen el derecho de solicitar que se redacte un acta, con copia para poder presentar en los organismos correspondientes.

Es fundamental no ignorar ningún caso de acoso. No hay que minimizar la angustia o el malestar de los chicos ante una situación así. Muchos chicos se suicidan al ser victimas de acoso porque nadie les brindó a tiempo el apoyo, la contención, la comprensión y el sostén que necesitaban. 

Tercer paso: Denunciar para proteger

Si las autoridades de la escuela no nos brindan una solución o no se ocupan de solucionar el problema, se deberá proceder a denunciar el mal accionar de la escuela. Este procedimiento debe ser el último recurso, en el caso de que las instancias anteriores no hayan funcionado. ¿Es necesario llegar a esto? Lamentablemente hay ocasiones que si es necesario. Pero en otras con sólo mencionar que nos vemos obligados a hacer una denuncia, en la escuela cambian de actitud y se hacen cargo de resolver el problema. 




Más información

0 comentarios:

Publicar un comentario